<< volver a .txt

SOBRE REALIDADES MEDIADAS

 

Lo que me interesa no es esa realidad perseguida por los filósofos, no es esa realidad de experiencia directa, no es la realidad de los sentidos, no es la realidad empírica aristotélica que se conoce a través de la experiencia en el mundo físico, tampoco la realidad cartesiana que se presenta a través de la lógica y la razón por medio del conocimiento. Es la nueva realidad, esa otra que nos llega por medios indirectos. La realidad mediada, que lentamente se está convirtiendo en gran parte de nuestra visón del mundo. Ese complejo concepto de realidad, que está tan cercano y conectado otro mas problemático aun si se puede, el de la verdad.
Textos dispersos donde intentaré acercarme a esta realidad vista a través de los dispositivos mediáticos, la realidad filmada, la realidad grabada, la televisada, la realidad monitoreada, la realidad en red, la simulada e interactiva. En definitiva la nueva realidad, la realidad artificial, la del artificio.
En todas las variantes de las nuevas realidades mediatizadas de las que hablo existe el mismo problema, el medio y la consciencia de éste por parte de los sujetos registrados.

Me gusta poner nombres, seleccionar, diseccionar y etiquetar, es difícil que nos deshagamos por completo de los vicios de la modernidad, y como hijo bastardo de ésta, he bautizado algunas formas de realidad que se me pasan por la cabeza al pensar en los medios audiovisuales, todas se relacionan, se repelen, son la misma con diferencias…. Como todas las realidades al fin y al cabo:


-La realidad Filmada: Kino pravda, cinema vèritè, manifiesto Dogme95, sin maquillaje y cámara en mano.

-La realidad grabada: Cámaras al alcance de todos, del 8 mm al DV

-La realidad televisada: Los Reality shows, los talk shows y las noticias.

-La realidad monitoreada: las cámaras de seguridad y el control social en fps

-La realidad en red: el streaming y la avalancha de las web cams.

-La realidad simulada e interactiva: de las experiencias en entornos digitales interactivos hasta los sims.



***


En 1922 Robert Flaherty presentaba a Nanook of the North, Un explorador que apasionado con las posibilidades de registrar imágenes en movimiento, decide llevar una cámara para filmar la vida de una familia de esquimales tal y como viven. Seguramente es la primera cámara que nanook y su familia ven en sus vidas, y el primer contacto directo que tienen con el cine. Es una oportunidad única: Tenemos la decisión del realizador de darle a las imágenes una mirada objetiva y documental y unos sujetos limpios de cualquier prejuicio mediático, dispuestos a ser filmados.

Este es uno de los puntos históricos en los que aparecen los problemas específicos de la realidad mediatizada. Durante un año de grabaciones Nanook y los suyos pasaron por un proceso de transformación frente a la cámara, en un principio estaba la extrañeza del artefacto, una máquina pesada y ruidosa que hay que mover a todos lados, producía las risas y las miradas curiosas que empiezan a desaparecer cuando la grabación cotidiana se convierte en costumbre. Entonces es cuando la cámara desaparece o deja de interesarles, es cuando realmente empieza la cooperación entre ambas partes de la grabación del documental. Pero esta cooperación, es la que nos lleva a preguntarnos la pregunta que después de esto tantas veces no hemos hecho: qué tan auténtico o real es algo que se hace frente a una cámara?. El acto de filmar afecta el objeto filmado.


Después de éste famoso primer caso hemos presenciado muchos otros intentos de aprehender la realidad en la historia del cine.
Dziga Vertov y su Kino Pravda intentaban captar la realidad de la situación social dirigiendo su lente a lo mundano y cotidiano de la vida en el campo.
La búsqueda de la realidad intentando hacer que la cámara capte las imágenes tal y como las percibe el ojo humano, pero aun así, es la realidad lo que que capta el ojo? Tal vez las premisas de todas estas preguntas se hayan planteado mal en muchas ocasiones.

Con el paso del tiempo, con el desarrollo de las técnicas y tecnologías del cine, se hacen evidentes los diferentes intereses, como en cualquier campo humano, una vez establecidas una serie de reglas y normas, aparecen los colectivos que resisten al sistema y plantean nuevas formas.

Después de la impresión que causó el Kino Pravda en Europa, aparece el termino francés cinema vèritè. Ya existe una consciencia colectiva de los mecanismos de la maquinaria cinematográfica, se ha perdido por completo la inocencia que siempre aparece en los inicios de una relación arte-ciencia-tecnología, y la resistencia es contra la manipulación de imágenes en el proceso de rodaje y montaje. Entonces una de las propuestas más importantes es el rodaje de las imágenes en el espacio donde suceden los hechos, es decir la las cámara busca las imágenes, nunca las imágenes buscan la cámara. Y mas importante, una de los grandes aportes del cinema vèritè es el rodaje con la cámara al hombro, la búsqueda y persecución del sujeto y los acontecimientos sin cortes.
Como es normal, estas tomas movidas, hechas con cámara en mano fueron un shock para la sociedad cómodamente acostumbrada a ver planos fijos y estables. Por un momento esto ERA la realidad, pero claro está, con el paso del tiempo y la insaciable costumbre de asimilar las formas, esta forma de realidad devino simulacro. La resistencia a la norma deviene norma de representación de la realidad.


***

La democratización de la imagen en movimiento.
Cuando las tecnologías llegan al alcance de cualquier usuario, el medio se revoluciona. El uso de las primeras cámaras de cine y vídeo a nivel domestico es probablemente uno de los procesos más enriquecedores en la historia de los audiovisuales.


Resulta interesante analizar los conocimientos empíricos sobre cinematografía que posee cualquier usuario de una cámara de vídeo hoy. Como todos los conocimientos empíricos, éstos se adquieren a través de la experiencia, y normalmente no nos damos cuenta de lo expertos que somos en éste campo. Nuestras generaciones han estado expuestas a las imágenes en movimiento siempre, desde que nacimos hemos establecido una relación muy estrecha con el cine, la televisión y muchos otros medios audiovisuales. Esta exposición prolongada, nos permite plantearnos cuestiones inimaginables para una persona nacida unos 50 años antes que nosotros. Cuando tenemos una cámara de vídeo en la mano estamos levantando con el brazo un enorme lastre de historia del medio.


***



1995.
Dinamarca.
Un grupo de directores preocupados.
Deciden tomar una decisión drástica en contra de los sistemas de representación establecidos en el lenguaje audiovisual. Una gran revolución mas, que termina por no ser tan grande.
Para no caer en repeticiones históricas y sin seguir modelos anteriores (je!) deciden escribir un MANIFIESTO (si, en mayúsculas), con voto de castidad incluido:


DOGME 95 counters the film of illusion by the presentation of an indisputable set of rules known as THE VOW OF CHASTITY:
"I swear to submit to the following set of rules drawn up and confirmed by DOGME 95:1. Shooting must be done on location. Props and sets must not be brought in (if a particular prop is necessary for the story, a location must be chosen where this prop is to be found).
2. The sound must never be produced apart from the images or vice versa. (Music must not be used unless it occurs where the scene is being shot).
3. The camera must be hand-held. Any movement or immobility attainable in the hand is permitted. (The film must not take place where the camera is standing; shooting must take place where the film takes place).
4. The film must be in colour. Special lighting is not acceptable. (If there is too little light for exposure the scene must be cut or a single lamp be attached to the camera).
5. Optical work and filters are forbidden.
6. The film must not contain superficial action. (Murders, weapons, etc. must not occur.)
7. Temporal and geographical alienation are forbidden. (That is to say that the film takes place here and now.)
8. Genre movies are not acceptable.
9. The film format must be Academy 35 mm.
10. The director must not be credited.
Furthermore I swear as a director to refrain from personal taste! I am no longer an artist. I swear to refrain from creating a "work", as I regard the instant as more important than the whole. My supreme goal is to force the truth out of my characters and settings. I swear to do so by all the means available and at the cost of any good taste and any aesthetic considerations.
Thus I make my VOW OF CHASTITY."

Copenhagen, Monday 13 March 1995
On behalf of DOGME 95


Que puedo deciros? Son las reglas para que vuestras imágenes parezcan reales. Es decir, sean realidad.
Bueno… ya conocemos los resultados, Hollywood ya los ha digerido y re-orientado.
Pero igualmente, de esta unión nació Zentropa, una productora interesada en el mundo real, en imágenes crudas y en la simultaneidad, entre otras cosas. Un proyecto interesante que nunca salió al aire es el proyecto de los 101 Stormtroopers, en el que 101 cámaras de vídeo digital eran enviadas a 101 puntos del país. Cada stormtrooper graba sus imágenes, y después las envían a la productora para hacer un programa de televisión. El afán por encontrar la realidad, la realidad múltiple, pero no sé si hubiera tenido mas rating que la realidad de programas como “noche de impacto” en España o “cops”.



***


Mucho se ha escrito sobre lo que puede significar una cámara en un lugar determinado, cada día en los espacios de televisión vemos mas imágenes grabadas con cámaras de videoaficionados. Ante nuestros ojos en la pantalla, el registro de un matrimonio o una primera comunión se convierte en un documento o prueba de un acto ajeno a éste evento.
Cuando hay una cámara, las cosas cambian, la consciencia del registro genera nuevas maneras de actuar. Una cámara puede ser un apoyo, un arma o una amenaza. Es decir, la cámara puede convertirse en un elemento generador de verdad. Un síntoma que no es nuevo y ya había sido señalado entre otros por Hitchcock en Rear window (1954), con una cámara fotográfica.


***


Síntomas y mas síntomas…. Hay muchas versiones apocalípticas sobre el fin del mundo, a mi me gusta una que no es de nadie, pero es de todos…. Uniendo pedazos de muchas historias me gustaría hablar de la civilización sepultada por la producción de información.
Antoni Muntadas tiene un vídeo sobre televisión española, en el que en algún momento la cámara se pasea por los archivos de la cadena de televisión; Enormes naves industriales repletas de estanterías, repletas de películas y cintas de vídeo, repletas de información. Es una visión aterradora, pasillos oscuros para conservar el material…. Una cadena, dos cadenas… cuantas cadenas de televisión existen en el mundo?, la televisión está transmitiendo información simultánea todo el tiempo, en todas partes y en muchas lenguas, y cada segundo de transmisión está guardado en los archivos. Cada película de cine, cada cinta de vídeo 8, de cada primera comunión, de cada fiesta de cumpleaños, en cada casa… material, mas material, y no pensemos, en libros, revistas pornográficas (como en survivor de Chuck Palahniuk), ni en audio. Que imágenes faltan por rodar? Que nuevos acontecimientos necesitamos guardar?. Vivimos en una civilización abrumada por la información, tanto registro, tanta memoria pasiva. El terror a la amnesia.
Wenders reflexiona sobre este tema, sobre las imágenes no vistas, en su lisbon story, pero no se preocupa tanto, o al menos eso parece…

Yo la verdad me preocupo, un poco, no demasiado….

Cuidaremos tanto estos objetos de memoria, intentaremos nunca tirarlos, porque el hombre que desconoce la historia esta condenado a repetirla, y como lo que queremos es evolucionar, avanzar, progresar, tenemos que recordarlo todo y si a alguien se le olvida, pues mostrarle el vídeo y ya está! No? Entonces llegará el momento en que las montañas de celuloide y plástico cubran el planeta. Podríamos morir asfixiados por la información? O peor aun, un gran campo magnético que aparece un día sin explicación alguna podría borrar toda esta información…. Moriríamos? No lo creo, volveríamos a empezar… esta es la versión apocalíptica del fin del mundo que me gusta.


***


Un día con el pollo y el arroz de la comida en el plato encendí la tele, un edificio en llamas contra un cielo azul y mucho humo, en off se oía la voz frenética de un hombre haciendo conjeturas, hablando de accidente aéreo, hablando de misil teledirigido, hablando Historia en tiempo real. Un plano tembloroso (es uno de aquellos momentos en los que hasta el mejor cámara se convierte en videoaficionado) en contrapicada intentaba escudriñar entre el humo y el fuego cuando entra en plano un Boeing y se estrella contra el edificio vecino (y gemelo) que se veía atrás. Una explosión (de las grandes). Dejé de comer pollo. No tengo que contaros lo que sigue, ya todos sabemos el resto de la historia.

El presidente Norteamericano George Bush, probablemente desayunando huevos texanos con bacon, también vio lo mismo que yo por la tele. Y la tele nos enseña cosas, desde ese día, ya el señor arbusto sabe donde queda Afganistán. Realidad. Realidad de la que le gusta a las noticias, y mucha y en vivo.
Estoy casi seguro que si vamos a Nueva York en estos días, no vamos a ver las torres gemelas…
La televisión es sin lugar a dudas el principal mecanismo de producción de realidad de nuestro tiempo.


***


Ahh si, los dispositivos de verdad. Yo le digo así a todas las estrategias que tienen los medios de comunicación masivos para convertir lo que dicen y transmiten en verdad, es decir, para generar realidad.
Hay muchos de estos dispositivos de verdad y muy variados, van desde la entonación con la que se dicen las cosas, hasta movimientos de cámara, encuadres y estrategias de iluminación.
Un Hombre sentado en una mesa grande (con superficie de madera clara, si es posible), traje oscuro, corbata discreta, piel limpia y bien afeitada. Plano medio, frontal. El encuadre, el hombre aparece en la parte inferior izquierda, para poder dar así espacio a una imagen que va cambiando lentamente detrás suyo en la parte superior derecha. La imagen es generada digitalmente en un ordenador y representa un gran imán (en forma de herradura) sobrevolando el edificio de la CNN, alternandose con otra imagen de unas cintas de vídeo y un texto en mayúsculas, rojas, sin serifas que dice ALERTA.

El hombre dice con voz calmada, pausada y perfectamente vocalizada: …ta tarde ha destruido todo la información de la BBC, TVE…. y ahora se ha desplazado a Norteamérica a destruir el ultimo bastión de memoria colectiva. La gente ha intentado salvar sus cintas guardandolas en cajas fuertes, pero todo ha sido en vano, El ejercito ha intentado derribar con misiles antiaéreos el objeto no identificado, pero todo intento ha sido en vano. No queda una imagen analógica o digital a salvo en el plane…

Ya está.
Es el fin del mundo.
La tele lo ha dicho.

Puedes suicidarte.



***


Porque no nos compramos una pecera en vez de ver el Gran Hermano?
No es lo mismo ver nacer y crecer una camada de Sea Monkeys?.
El fenómeno de los reality shows es algo que no puedo pasar por alto al hablar de estas cosas. Para mi gusto (y deleite), una de las mas impresionantes muestras de marketing y venta de emociones humanas. Es decir de experiencias, es decir de realidad.

Hablemos otra vez de la increíble velocidad y capacidad de digestión de los modos audiovisuales. - Cuando digo modos audiovisuales me refiero a ese conjunto de estrategias tanto en rodaje como en montaje que se utilizan en el caso especifico de un producto mediatico. Que le son propias. Ya sea un programa de televisión, una tendencia cinematográfica o el resultado de una grabación de un videoaficionado. Cada vez con mayor rapidez estos nuevos modos son asimilados por el monstruoso mecanismo de la producción audiovisual mainstream.
Ahora para que un televidente entre en shock frente a una imagen y mantenga la atención en un programa, se utilizan muchas estrategias, una de las mas comunes es la presentación de la realidad, una realidad tan descaradamente cruda (repito, UNA realidad) ya sea sangre, explosiones, fuego, sexo…. El contenido no importa, lo importante son los modos. Esta imagen es un encuadre inestable, movimientos bruscos de cámara al hombro, sonido ambiente, luz natural acercamientos temblorosos al foco del evento, lease herida, trozos humanos, latas dobladas humeantes, etc… Suena a dogme95?, pues no, es cualquier noticiero de cualquier día de cualquier país sobre cualquier guerra en lugares que no podemos ni pronunciar, que no conocíamos, que acabamos de ver en un esquema de un mapa, que ahora son reales para nosotros, que ahora nos afectan.
Modos, modos… volvamos a Gran Hermano hasta hace cuanto tiempo un plano en picada, significaba realidad? No mucho, pero haced la prueba, cámaras en la esquina de tu habitación, lentes gran angulares, planos picados a 45 grados, realidad rápida y barata.

Pero es gran hermano? Es George Orwell?, probablemente todo es lo mismo, creo que son los modos ya presentados las por las cámaras de vigilancia en espacios públicos y privados de los que se nutren ambos.
Lápiz y papel: 45 en picada, uno de los ángulos de la realidad.


***


Bien, entonces… las cámaras de vigilancia, otro mundo de realidad, mas modos, mas posibilidades, pero ahora además de las características de posición de cámara y lente (y movimientos de cámara: panorámicas. siempre con eje fijo), la calidad de la imagen entra a jugar un papel como elemento formal. Las imágenes de las cámaras de vigilancia tienen esa textura de baja resolución y alto contraste que tantas veces hemos visto insertadas en grandes películas de 35 mm. Son artefactos aterradores, ojos ciegos mirando 24 horas del día, 7 días a la semana esperando descubrir secretos, generar pruebas de carácter jurídico o simplemente intimidando a los que entran en su rango solo con su presencia.



***


Hablar de texturas de realidad mediada no solo me hace pensar en las cámaras de seguridad y las cámaras de vídeo domésticas, también está el vídeo a través de internet, es decir las texturas de las compresiones digitales.
Nos acostumbramos a ver las imágenes en movimiento, a pasar por alto los saltos y reconocemos ahora nuevos ruidos visuales, primero era el salto de la señales por satélite, esos espacios con pixeles oscuros y la fragmentación de la imagen en retículas, pero con la entrada de los ordenadores, y de las redes, las nuevas limitaciones del medio generan nuevas soluciones, una vez digeridos los fallos de estas soluciones, estos se convierten en nuevos modos.
Podemos saber el tipo de compresión por la que se ha pasado un vídeo con solo reconocer sus ruidos. En un tiempo, cuando sean historia, los disfrutaremos como disfrutamos el ruido que produce la aguja al pasar por los discos de vinilo.

Ahora bien, no podemos olvidarnos del vídeo streaming, el streaming, como lo indica su nombre, es un flujo de datos, que pueden ser de vídeo o de audio y son transmitidos desde un servidor remoto a nuestros ordenadores a través de internet, la gran ventaja que tiene es que el archivo se ejecuta sin haberse descargado por completo. Esto permite hacer transmisiones en vivo a través de la red. Esto quiere decir realidad en tiempo real, a 12 fps, en cuadros de 320x240 pixels. Esto quiere decir que cualquier persona con un ordenador y una conexión a la red puede transmitir sus imágenes en movimiento a cualquier lugar del planeta sin necesidad de grandes equipos y presupuestos, esto quiere decir que no hay criterios éticos periodísticos ni intereses de grandes cadenas, no hay imágenes vetadas y no hay selección de contenidos, esto quiere decir una nueva máquina de producción de realidad pixelada por la compresión digital.



***


las web cams ya tuvieron sus quince minutos de fama, aunque siguen vigentes. Puedes acceder a la intimidad de muchas personas a través de internet y ver lo que hacen en tiempo real. Mas barato de mantener que servidores streaming, las web cams simplemente refrescan su imagen cada cierto tiempo, una especie de realidad gestáltica, donde solo puedes ver fotos fijas que van cambiando y te imaginas el resto.
Es la vida real de estas personas, en tiempo real, una palabra tan repetida que la empresa que domina el mercado en formatos de compresión para transmisión vía internet se tiene que llamar así: Real Networks. Ya está, es la realidad.

Me encantan las citas de las paginas personales de internet, Jenni, la creadora, productora, webmaster y protagonista de jennicam.org, un lugar donde puedes verla 24 horas al día a través de múltiples cámaras, escribe sobre su pagina:

“The "JenniCam" is, in essence, a series of cameras located throughout the house I live in with my amour, Dex. These cameras that take images of this house all day long, every day.
Simply, pictures of us, doing whatever we're doing. I don't sing or dance or do tricks (okay, sometimes I do, but not very well and solely for my own amusement, not yours). By the same token, JenniCam is virtually unedited and uncensored. Except for camera shy guests (whose wishes I humbly and happily respect, and hope you will too), and places the cameras can't reach, nothing is cut.
Consider yourself warned: We are not always at home, sometimes you may see an empty house for hours or longer at a stretch. That's life. Or I may be working at my computer, watching television, or being intimate. You may see nothing but cats all day long.”

No toda la realidad mediada son imágenes de shock, la realidad mediada puede ser tan aburrida como cualquier otra.

Jennicam.org es uno de los primeros sitios en la red que aparecieron con este tipo de contenido. Jenni es una de las pioneras en proporcionar este tipo de realidad a quien quiera verla a través de la red. Un dato particular es que para explicar la distribución de los espacios en su casa y la ubicación y ángulo de sus cámaras, jenni utiliza capturas de pantalla de The Sims (2000, Electronic Arts & Maxis), un videojuego de simulación de vida doméstica. Para explicar su realidad utiliza herramientas emuladoras de realidad.


***


Os habéis dado cuenta que el videojuego The Sims utiliza un plano en picada. 45? Por más que acerques las cámaras, siempre verás a tus personajes desde la mirada del gran hermano orwelliano.

ángulo de realidad.

Ricardo Duque 2003

 

<< volver a .txt